A pesar de que debutaron en Santiago de Chile en 2014 con un EP, el rock psicodélico de Red Belmont nos puede llevar a épocas anteriores donde largas jam sessions dieron origen a las bandas pioneras de la psicodelia de los ’60 como Pink Floyd o 13th Floor Elevators. Bajo la misma modalidad, pero en un volcán en el fin del mundo, nace la larga y largamente esperada larga duración de la banda, ‘Into My Own’.

El sonido de este LP debut aparece a partir de la improvisación y experimentación que lleva a la búsqueda de una expresión genuina. Compuesto en su totalidad en las laderas del Volcán Villarrica, este nuevo trabajo demuestra una madurez en el sonido de la banda. El álbum explora ritmos hipnóticos y nuevas texturas que sumergen al oyente en un trance entre el bajo y la batería, dando espacio a una guitarra electrizante sostenida bajo un manto atmosférico de sintetizadores y voces plagadas de reverb. Influencias como el krautrock de NEU! la experimentación de Syd Barret y el garage primitivo de The Stooges se ven en el último proyecto de Red Belmont.

El año pasado año, la banda firmó con Burger Records Latam y es una de las primeras bandas en ser parte del nuevo proyecto latinoamericano de Burger Records. También fueron parte de la edición peruana del festival En Orbita compartiendo escenario con bandas como Thee Oh Sees y Suuns.

El próximo 3 de mayo la banda se despide de Chile con un gran concierto en Bar Loreto, lugar donde se acompañarán de Flores Silvestres, agrupación que actualmente se encuentra produciendo su segundo EP en estudios Triana de la mano de Claudius Rieth.

Red Belmont