El pasado Viernes Diego Lorenzini realizó su primer show del año en la Fundación Teatro Museo del Títere y el Payaso de Valparaíso, una jornada donde los fanáticos del “trovador retrofuturista” aprovecharon para llenar el recinto hasta el punto que quedo gente afuera.

Pasadas las 21 horas y luego de una pequeña presentación aparecía Lorenzini junto con su guitarra para dar comienzo a un show cuyos primeros temas se enmarcaron bajo una tónica mucho más introspectiva y que a pesar de unos leves problemas con el sonido la gente escucho con respeto y solemnidad.

FOTO: Javier Puelpan

FOTO: Javier Puelpan

“Motor Psico”, cover que realizó de Los Redondos fue el punto de inflexión con el cual el recital comenzó a agarrar una dinámica mucho más colaborativa y que fue agarrando vuelo con canciones como “Tutorial”, “La Amenaza”, “Caca” y “No se tocar el Violín” que supo intercalar con guiños a Tus Amigos Nuevos y diversas variantes líricas que muchas veces terminaban en momentos jocosos.

Foto: Javier Puelpan

Foto: Javier Puelpan

Un improvisado dueto con Niña Tormenta (ella cantando desde el público) en “Cuatro Estrellas” y la esperada “Sexo Amateur” terminaron dando fin a un evento que duró más de dos horas en el que tanto el artista con su audiencia estuvieron siempre afiatados (tan así que el setlist casi se fue armando en una especie de “a pedido”) y en el que se demuestra a Lorenzini como una peculiar figura musical que con una sencillez y simpleza logra encantar a públicos de todas las edades como lo demostró en su paso por la ciudad puerto.