En Octubre del 2015 el dúo Dënver lanzó “Sangre Cita”, su cuarto disco el cual fue aplaudido por la crítica y fanáticos que han visto en este material una faceta mucho más jugada tanto en lo musical como en la propuesta visual de banda pero que recién éste 01 de Abril tendrá su presentación de manera oficial en el Teatro Cariola, por lo cual en un tiempo libre a la preparación del show Milton Mahan. una de las mitades del grupo, se dio un tiempo para respondernos algunas preguntas sobre su último trabajo, que se vendrá en su show y futuros planes, las cuales dejamos a continuación.

Milton Mahan¿Qué opinan de la recepción que han tenido con Sangre Cita?

Milk: Ya no pienso en la recepción, si me detengo ahí no puedo hacer música nueva y al menos yo ya estoy en el estudio con otros discos en la cabeza.

¿Cual creen que ha sido el gran cambio que han tenido con su reciente material en comparación a sus discos anteriores?

Milk: Para mi este disco implicaba varios desafíos, uno de ellos era el de poder abordarlo como productor de la forma más desprejuiciada posible, uff y sí que fue dificil eso. Hacerlo con la música de uno es titánico, de verdad prefiero hacerlo con la música de otros, con la de uno es fácil perder la perspectiva, pero ahí radicó la ecuación a resolver en Sangre Cita. Mi idea era correr todos los riesgos que se pudiesen, si sentía que la producción estaba temerosa o cobarde, que no estaba arriesgando lo suficiente era que el camino estaba equivocado. Esto también se fue transmitiendo a nivel de composición, por darte un ejemplo, “Pequeños Momentos de Satisfacción” es una canción que debe tener más de diez años y nunca nos había encajado en un disco, las libertades que buscábamos en Sangre Cita permitió que una canción como esa existiera, en ese sentido es un disco mucho más sensorial o más poético si se le quiere llamar, discos atrás recuerdo haber renegado de la poesía musical, este fue el momento de la reconciliación con ese mundo.

¿Sienten que su nuevo disco los sitúa en un escenario diferente o creen que es parte de lo que una banda debe realizar a medida que va transcurriendo su trayectoria?

Milk: Creo que no pueden haber “manuales de conducta” para cualquiera que se la expresión artística que se trabaje. El arte se supone es un espacio de libertad de creación absoluta y probablemente sea de los pocos lugares en los que uno puede contar con eso. Como proyecto musical no tenemos ningún esquema pensado a lo largo del tiempo, vamos descubriendo nuestros propios espacios de creación.  Creo que no se trata siempre de avanzar, uno tiene que ser capaz de retroceder, quedarse, acelerar, todo como la música uno la vaya sintiendo en el tiempo.

El show oficial, que realizarán en el Cariola, ¿tendrá algunas sorpresas? ¿se basarán sólo en el nuevo material o habrá espacio para los singles de sus discos pasados?

Milk: Sorpresas habrá muchas, a nivel de repertorio la idea es por supuesto presentar el disco en su totalidad, pero no pueden faltar algunos temas antiguos que sabemos que van a prender a la gente, la idea es hacer una fiesta y nos encanta tocar nuestras canciones antiguas y ver como las corean los chicos. Tendremos varios invitados, los evidente que son los que participaron en el álbum, pero además hay sorpresas en la performance y en la escenografía que no se pueden perder, ahí sí dejaremos todo eso como sorpresa por ahora.

Tomando en cuenta todo el revuelo que ha provocado la obtención del Oscar de “Historia de un Oso”… ¿cómo fue el primer acercamiento para participar del proyecto y si pensaban que éste iba a tener la connotación actual?

Milk: Estábamos trabajando en otro proyecto con los chicos de Punk Robot cuando Gabriel nos empezó a introducir la historia del oso. Al principio era ver bocetos, story boards y hablar mucho sobre qué era lo que se buscaba y cómo se podía producir con el presupuesto que se tenía. Fueron muchos meses así, hasta que la animación comenzó a adquirir vida y empezamos a probar ya la música con la imagen y ahí estuvo el enorme desafío de que la comunicación entre uno y otro fuese perfecta. Sabíamos que el trabajo que se había logrado era de una factura impecable, pero creo que ni en las mejores expectativas de uno puede imaginarse que sucedería algo así. Ha sido todo una hermosa sorpresa.

¿Qué opinan de la escena actual nacional? ¿ven que haya un real recambio o sólo se mantiene en base a una idea preconcebida del “nuevo pop nacional”?

Milk: A nivel de creación artística me parece que pasa por un muy buen momento. Muchos discos saliendo, chicos haciendo videos con mucha expresividad y con pocos recursos y armando escena a mucho pulso, apañándose todos, lo que siempre es muy bueno para la música. Hay que ver que sucede con el tiempo con esas banda, a veces la ansiedad y los tiempos acaban con proyectos muy buenos y nada pasa de la noche a la mañana menos en este país. El recambio no veo por qué no deba ser real, es gente nueva entrando en esta “industria” eso ya lo hace recambio, a nivel de sonido y concepto hay que ver con los años lo que traerán a la luz, me suena fresco lo que muchas bandas están proponiendo, a nivel conceptual sí siento que no muchas bandas logran desarrollar aún sus puestas en escena como una verdadera propuesta. No hablo de tocar o cantar bien, hablo de diseñar un show, de enteder que se pueden manejar los ritmos y que la puesta en escena también es parte de la música, probablemente ese siempre es en lo que más fallan las bandas, yo mismo puedo decir que es lo más complejo y que he fallado muchas veces en eso, pero creo que lo importante es manejar siempre un concepto y dar palos de ciego un rato hasta que un día vas a dar con algo y va a fluir todo entonces vas a sentir, ok de esto se trataba.

¿”Sangre Cita” se lo puede considerar un disco sexual? De ser así, ¿fue algo pensado o es el momento y la instancia que viven como compositores?

Milk: Lo es, pero ha sido parte de la historia musical de Dënver también desde el primer EP, probablemente “Mai Lov” es una respuesta a “Voy a Decirte Que Sí”, una canción desconocida del Solenöide. “Estilo de Vida en el Totoral” también lo era, “Los Menos”, del mismo disco, es un ejercicio ¿Cómo se desarrrollan unos chicos púberes en un ambiente aislado de la sociedad? y al ser todos los protagonistas hombres arrebatados de sus ídolas juveniles del barrio ¿Cómo se desarrolla su sexualidad en ese contexto? Ahora quizás en Sangre Cita se hace más explícito que en otros discos, no sé si eso estaba controlado, de hecho siento que lo he ido descubriendo entrevista a entrevista, crítica a crítica, y me gusta que lo vean como el hilo conductor. Ahora mismo estoy alucinando con una directora Erika Lust, una sueca que hace cine de la pornografía y tiene un enfoque femenino y concepto artístico detrás que es de las cosas más bellas que he visto en el audiovisual en los últimos meses.

Luego del show de presentación oficial, ¿cuáles son su próximos pasos? ¿alguna gira nacional?

Milk: Vamos el 8 de Mayo a estar Sangre Cita en Concepción en el Maldita Sea y luego partimos a una gira por México que nos llevará al Festival Pal Norte en Monterrey, estamos muy ansiosos por esa invitación. Luego volvemos en Mayo y vamos a comenzar el lanzamiento de nuestro sello Umami Discos, esta a full trabajando en eso para sacar material en los próximos meses junto a los chicos de Playa Gótica.

Las entradas para el evento ya se encuentran a la venta a través del sistema Puntoticket y van desde los $6600 hasta los $13200.