reychoclo

Como lúdico y cotidiano define Francisco Fuentes el concepto de Rey Choclo. Él es el ‘cesante de la banda’, como ellos mismos lo definieron, y compartió unas palabras con nosotros, en el marco de una de las noticias más inesperadas para ellos en el último tiempo: Acaban de ganarse un puesto en el prestigioso festival C/O Pop y viajan el próximo lunes 17 a Colonia, Alemania. Todos gracias al Consejo de la Cultura y las Artes, CNCA.

Una total sorpresa, pues según nos cuenta Francisco, “la postulación no tuvo mayor motivación que nuestro deseo de dar a conocer nuestra música fuera de Chile y de tocar en algún festival internacional. Por suerte, este deseo se nos cumplió ahora. Obviamente, hemos averiguado más cosas del festival y encontramos que la oportunidad que se nos da es increíble y calza justo con lo que buscábamos. Estamos súper contentos con el viaje y sólo queremos mostrar luego nuestra música en Alemania. Cuando supimos que íbamos a viajar gritamos harto, pero es todo lo que podemos contar de ese momento porque el resto es vergonzoso”.

Para quienes aún no están muy claros sobre quienes son Rey Choclo, “el gran culpable de todo esto es el Felipe (Hinojosa), pues la idea original de la banda es de él. En general, podríamos decir que la banda es fruto del genio de bateristas frustrados, pues la producción musical del disco estuvo a cargo de él y del Mauro (Galleguillos), y la producción ejecutiva la gestionó Patricio Cáceres. De esta espeluznante combinación humana salió una mezcla súper particular de música latinoamericana, experimental, pop y hasta hip hop” comenta Francisco.

A lo que complementa: “Hasta ahora hemos tocado en clubes y bares más que nada, como en El Subterráneo, Opera Catedral, Onaciú, etc., pero nos encantaría comenzar a participar en festivales, pues creemos que nuestra música calza con eso. Lo bueno es que, con nuestro viaje a Alemania, eso ya se está dando, y trabajaremos porque siga así”.

Nos gusta la banda, la verdad es que a modo personal me gusta harto, y la primera pregunta que se me ocurrió cuando pensé en entrevistarlos a propósito del viaje fue ¿Cuáles son los planes de internacionalización?

Primero, aprender inglés. Hablado y escrito. No sabemos bien cómo vamos a conversar con la gente de Alemania. Lo bueno es que nos quedan como 5 días para aprender lo básico (saludar, despedirse y preguntar dónde está el baño).

Segundo, tocar en cuanto festival podamos fuera de Chile y lograr que nuestra música suene en otros países, ojalá radios. La verdad es que si este objetivo se cumple antes que la meta anterior, vamos a estar felices igual. Estamos súper convencidos de que nuestra música nos llevará lejos, porque confiamos en lo que hacemos y lo disfrutamos al máximo. Además, la banda ha estado siempre llena de buena energía de nuestros amigos y familias, por lo que estamos súper tranquilos con el porvenir, pero al mismo tiempo ansiosos de poder tocar en muchos lugares distintos.

¿Qué crees que llamará la atención en un público principalmente alemán?

Primero, nuestro poco manejo del inglés. Segundo, nuestro nulo manejo del alemán. Y tercero, nuestra música y nuestras reacciones en el escenario. Todos los miembros de la banda tenemos un lado infantil muy visible, porque nos gusta jugar harto en el escenario, gritar, saltar o bailar. La verdad, no tenemos vergüenza de nada ni miedo al ridículo mientras estamos tocando. Ojalá eso pueda sorprender de forma positiva al público alemán, porque nosotros l pasamos muy bien tocando y queremos ser cercanos durante el show. No es que “payaseemos” todo el rato, sino que no nos preocupamos por mantener la compostura.

Para quien no los han visto en vivo ¿qué cosas encontramos diferentes a lo que se percibe en su material que bucea en Internet?

De partida, no somos convencionales con el vestuario, ni tampoco nos uniformamos con ropas estrafalarias o ridículas. Cada uno tiene la vestimenta con la que se sienta más cómodo, y ese trabajo ha sido personal hasta ahora.

Otro punto súper importante, y que creemos que más identifica a la banda en vivo, es que todos tocamos prácticamente todos los instrumentos que ponemos en el escenario, y todos cantamos estemos donde estemos en él. Tenemos la fortuna de ser bien multi-instrumentistas, y le sacamos provecho a eso. Obviamente, cada uno tiene un instrumento que domina más que otro, pero no le hemos dado importancia a ello y nos gusta variar en cada canción. Todos tocamos súper distinto cada instrumento, y eso se nota en vivo. Lo que comenzó como una complejidad técnica, ahora es uno de los puntos más importantes de la banda, y en ello no creo que transemos. La gente que nos ve queda bien sorprendida con esto, y les gusta harto. A los técnicos los lateamos un poco después de los shows porque desenredar los cables al final es como un parto de cuatrillizos, pero nos aguantan porque también les gusta la banda y lo pasan bien.

Por último, y no menos importante, ya se está notando en vivo que tenemos mucha onda entre nosotros. No como para pololear, pero si somos muy amigos y esa onda ya se está notando más para afuera. Antes era más difícil que se notara porque cada uno estaba preocupado de 20 mil cosas a la vez, pero ahora que está más interiorizado el show tenemos más tiempo para molestarnos arriba del escenario. Estamos muy contentos con el grupo humano que hemos formado, y el hecho de que nos vayamos a Alemania ahora es increíble también por eso.

Suficiente de palabras, y ahora a la música. ¿Ya comienzas a ser conquistado por el Rey Choclo?