mazapan320120309092633

Es un martes frío en la ciudad de Santiago… Llego a la acogedora sala de ensayo del grupo Mazapán y de inmediato olvido lo que pasa afuera. Instrumentos, cables, fotos, discos forman parte de este espacio que ha sido espectador del nacimiento de acordes y letras que disfrutan niños y adultos.

Cecilia Álamos, Victoria Carvallo, Lulú Corcuera, Verónica Prieto y Michelle Salazar conforman actualmente Mazapán. Cuatro de sus cinco integrantes me reciben en una tarde que al parecer ha estado movida en cuanto a entrevistas, pero amablemente acceden a responder mis preguntas y me brindan el placer de conversar y reír junto a la banda sonora de mi infancia.

A continuación les dejo la conversación que mantuvimos, desde como se formó el grupo, hasta los detalles del espectáculo que darán el próximo 26 de Octubre en el Teatro Nescafé de las Artes.

No puedo comenzar la entrevista sin preguntar ¿Por qué Mazapán?

Verónica: Por el monito mazapán que tú comes, que tienen forma, es dulce, es casero.
Cecilia: Hecho con cariño…
Verónica: Y además tenía siete letras y en ese momento eramos siete. Por eso mazapán, que lo inventó la Michelle.

¿Cómo nace la idea de enfocar sus melodías hacia el público infantil?

Verónica: Nace a través de quien formó nuestro grupo, que es Carmen Lavanchy. Ella nos invitó, en ese entonces eramos de la Católica y alumnas de ella, tenía unas canciones y quería ver como se podían interpretar, entonces nos dijo (apuntando): tú, tú, tú, tú, tú. Ahora ¿Por qué nos eligió? Tendrías que preguntarle a ella.
Cecilia: Porque eramos todas las más mateas poh Verito.
Verónica: Y ahí empezamos a ensayar. En esos años había muy poco, por no decir nada, de música infantil, de música nueva.
Lulú: Habíamos varias mamás ya jóvenes y como que no había nada, uno le cantaba los “pollitos dicen” y “caballito blanco”, “mambrú”, la cosa típica digamos…
Verónica: Y dijimos: ¡Hagamos algo, hagamos algo! no nos dimos ni cuenta cuando estábamos metidas en este baile.

Parte de la formación original de grupo se mantiene hasta el día de hoy…

Cecilia: Si, Cecilia (Echenique) partió el 90 a los 10 años (de conformada la banda).
Verónica: Y ahora la Carmen está dedicada al Ministerio (de Educación), porque ella tuvo que decidir si seguía con la docencia.
Victoria: Pero ella hace muchos años que no tocaba.
Lulú: Somos las 5 las que cantamos en los recitales.
Cecilia: Ella era nuestra jefa digamos, pero ahora estamos descerebradas, desjefadas (ríe).

Con 34 años de trayectoria ¿Cómo podrían definir el proceso que ha vivido desde sus comienzos al día de hoy? Tanto a nivel personal, de grupo, musicalmente, creativamente…

Verónica: Si tú vas escuchando nuestro repertorio de canciones, empezamos con unas canciones simples, y a medida que fuimos creciendo, eso está también reflejado en la música, las canciones simples se fueron sofisticando más, los arreglos, más instrumentos distintos… Y poco a poco fue creciendo y madurando junto con nosotros. Ahora llegó el momento de volver a lo simple, porque la vida es un ciclo, yo personalmente pienso así.
Lulú: Y también en el escenario cuando partimos, todas estábamos las primeras veces detrás de los atriles, de grandes partituras aquí (lleva sus manos frente a la cara), nunca nadie nos vio, nunca nadie se paró…
Cecilia: Estamos volviendo a lo mismo (ríe).
Lulú: Y después nos dimos cuenta que eso era lo más fome que hay, nos iban a ver y al final nadie nos veía y era una lata. Ahí nos empezamos a parar y actuar un poquito, a movernos y ahora que estamos viejitas nos hemos vuelto a sentar (ríen todas).
Cecilia: Ahora saltan otros en vez de nosotros (ríe).
Victoria: Yo creo que también ha habido una apertura por parte nuestra a aceptar o a convidar a otros músicos, otras sonoridades, sonoridades más modernas, arreglos diferentes, trabajar con bailarines, yo creo que eso, para mi, ha sido super enriquecedor, rico… como que ya no es “esta es la formula” y tiene que ser así, sino que hemos explorado más cosas y nos ha gustado, eso es super bueno, fresco.

Musicalmente ¿Cuales han sido las principales influencias en Mazapán?

Verónica: Yo creo que la escuela, de ahí nacimos. En la Católica había una influencia bastante barroca y eso está reflejado en las primeras canciones y luego personalmente, yo creo que cada una tiene una influencia.
Lulú: Marcada por las diferencia musicales de cada una…
Cecilia: Por la vida.

Y a nivel personal ¿Cuales serían sus principales influencias?

Verónica: Yo me quedo con lo Barroco y Los Beatles yo creo que también, desde ahí hay un cambio en la música total, ellos marcaron un hito en la historia y no hay nada que se… no los podría comparar con nadie.
Lulú: Y a mi también, la música brasilera nos marcó (mira a Victoria), las armonías.
Victoria: Para mi es una influencia super fuerte.
Cecilia: Para mi el folclor, me encanta el folclor, la música barroca también, pero me he ido metiendo en música más contemporánea la verdad, hablando de música clásica. He tratado de entender de compositores más contemporáneos y me gusta esa onda, no quedarme solamente en la sonoridad barroca. En este compact de hecho me encantaría poder meter instrumentos que no hemos metido en otros compact, con una sonoridad diferente.

¿Existen proyectos personales paralelos al grupo?

Cecilia: Todas tenemos.
Verónica: Musicales no.
Cecilia: A mi me encantaría algún día (ríe). He hecho cosas para adultos, pero para mi no más, no las pienso cantar en público. Pero mi sueño antes de morirme… me gustaría cantar en un bar (ríen todas), cantar boleros ponte tú, relajado, eso me encantaría.
Victoria: Yo sueño con cantar a duo con Chico Buarque, que llegué a Chile, que me llame y que me diga ven por favor a cantar conmigo Samba em prelúdio.

Y fuera de lo musical ¿Qué proyectos tienen personalmente?

Lulú: Yo parece que puro ser abuela (ríen todas).
Cecilia: Yo coso, tengo un taller de costura, así que ahí mi tiempo está dividido entre eso y Mazapán, me entretiene, me encanta.
Verónica: Yo soy escultora, quiero hacer una exposición el próximo año.
Lulú: Tú escribes… la Verito es muy completa.
Verónica: Escribo y voy a sacar el próximo año otro cuento para niños.
Cecilia: Otro proyecto que a mi personalmente me gustaría y que no lo he hecho por dejada que soy, es meterme a estudiar composición, pero así como en serio, dedicarme más, porque pienso que yo personalmente me he dedicado poco a la música, salvo Mazapán, pero a componer, a arreglar… me he dedicado más a cocer que a hacer música y ahora quiero hacer más música que cocer parece.

¿Cómo es el proceso creativo del grupo? Desde que nacen las letras, los acordes…

Cecilia: Individual. Y este disco, este CD va a ser bien distinto a los otros en el sentido de que todos los otros CD’s los arreglos musicales los hizo la Carmen, en cambio aquí hemos buscado como diferentes manos, eso va a ser bien distinto, va a ser una novedad. Por ejemplo un hijo de la Victoria hizo un arreglo de una canción que inventó ella.
Victoria: Está Rodrigo Apablaza que también hizo un arreglo.
Cecilia: Un sobrino de la Michelle, que también está dedicado a hacer unas canciones de ella. Es entretenido, porque van a haber distintas manos. Bueno, obviamente siempre en el lenguaje nuestro.
Verónica: También va a tener menos el sello, porque pones algo, un disco y dices: Ah! esa es la sonoridad Mazapán.
Cecilia: Yo creo que se mantiene, se va a mantener, porque cada una le ha dicho a la persona que ha hecho el arreglo que le gustaría que sea así, eso se va a mantener, pero igual es una visión diferente, eso es entretenido, un desafío encuentro yo.

¿Existen labores definidas dentro del grupo? A la hora de grabar los discos, en los conciertos…

Cecilia: Mira, la jefa es la Michelle. Ella es la que organiza, la que habla con el chiquillo de la amplificación, la que se preocupa de como se van a poner los instrumentos, la que ordena la parte de sonido, la que hace los programas. Ellas dos (Lulú y Victoria) son las afinadoras, son las encargadas de las cuerdas. La Verónica es la encargada de los disfraces.
Lulú: De que quede todo bonito.
Verónica: Yo las llevo en el auto (ríen todas) Ese es mi aporte.
Cecilia: Yo soy la que arreglo cosas, la junior, la que hace arreglos. Más que nada arreglos, ponte tú que se rompa algo, yo tengo el martillo, yo soy medio maestra también, ese sería mi aporte. Armo los atriles, pego los programas…
Lulú: Goma (ríen todas).
Cecilia: Junior (ríe).
Victoria: Nosotras con Lulú nos sentamos, afinamos.
Cecilia: Y nosotras (con Verónica) nos movemos.

¿Alguno de sus hijos a seguido por el camino de la música?

Lulú: Profesional tenemos uno.
Victoria: Un hijo mio, él hizo el arreglo de una canción.
Cecilia: Varios amateurs, pero profesionales solo uno. Yo creo que los nietos van a ser más músicos.
Victoria: Yo creo, no sé, mi experiencia, con los hijos yo estaba mucho más reticente de que estudiaran música. Cuando Nicolás a los 12 dijo yo quiero estudiar flauta, estaba con una aprensión natural, de que no es fácil ganarse la vida, como que me oponía un poco. En cambio yo al Mateo, mi nieto, lo metería apenas cumpla 3 años… lo voy a llevar obligado a estudiar (ríe).
Cecilia: Yo encuentro que es importante fíjate, que pucha que es bueno para el alma tocar un instrumento y tener alguna relación con la música o con el arte en general, pero bueno… la música es nuestro rubro, pero tocar un instrumento es maravilloso.

Retomando eso ¿Qué opinan de que en educación se le de poca cabida a la música en nuestro país?

Verónica: Ahora con la Carmen en el ministerio…
Cecilia: Hizo un programa increíble y ahora ella está dedicada a viajar por todo Chile mostrando en las universidades a los que están estudiando pedagogía. Yo creo que va a ser un gran aporte fíjate, porque la verdad es que la Carmen es super preparada, es super capa, logra entusiasmar a la gente también.
Verónica: Yo creo que va a ser un aporte en enseñarle a los profesores, que eso sea un material para ellos y puedan manejarlo va a ser maravilloso, porque si no habría quedado guardado en el closet como miles de proyectos, en cambio este proyecto está llegando a las salas y eso es lo más valioso.
Cecilia: Ella hace sus exposiciones vivenciales, hace a la gente hacer cosas, un poco como han sido los recitales nuestros, hacemos cantar a la gente y eso de repente no pasa en una sala de clases, entonces yo creo que va a ser fantástico, espero, tengo mis esperanzas puestas en que va a ser fantástico.
Mira, por lo menos le dieron la oportunidad de que hiciera el programa, ya lo hicieron y ahora lo están dando a conocer.
Lulú: Y ahora va a ser de 7mo a 4to medio.
Cecilia: Ah, va a seguir… Yo tenía susto, porque en este país cada vez que se cambia de gobierno cambia todo, pero ella sigue ahí y eso me tiene chocha, todas estamos chochas en realidad por ella, porque la verdad es que es fantástica.
La idea es hacer las clases vividas, que los niños no solamente les enseñen el valor de la negra, el valor de la blanca, sino que ¡Sean negras y sean blancas! Que ellos sientan la música más que otra cosa, que se metan la música dentro, entonces eso es fantástico.

Si hablamos de música infantil en Chile y retomando esto de que uds. estuvieron en televisión, actualmente tenemos a 31 minutos ¿Qué opinión tienen del trabajo que han realizado ellos en cuanto a la música infantil?

Verónica: 31 minutos yo creo que es un grupo que lo ha hecho super bien.
Cecilia: A mi me encanta también. Encuentro que las letras de 31 minutos, los arreglos, todo, son muy entretenidos. Ahora creo que es para niños más grandes, no es para niños tan chiquititos, pero ¡Son buenos! Yo iría a un recital de 31 minutos.

A su juicio ¿Cual ha sido el principal cambio que han experimentado las nuevas generaciones?

Victoria: La tecnología yo creo. El uso y abuso de la tecnología y poco espacio para el juego, para el arte.
Verónica: Para la intimidad también. Hoy en día todo es público, todo se sabe, todos se conocen a través de todas estas cosas, pero no hay una cosa más rica y más intima entre las personas.
Cecilia: Cómo diferencia entre las personas, individualidad, individualismo, yo creo que todo es muy masivo.
Lulú: La otra vez yo escuchaba que Chile es uno de los países que más ocupa las redes sociales. De repente hay gente que es super callada, que tú no logras sacarle las palabras, pero facebook es una catarsis “Hoy amanecí triste porque…”
Verónica: Yo creo que se ventilan demasiado y después no saben como retirarse.
Lulú: Pero yo creo que, volviendo a tu pregunta, yo creo que los niños a pesar de todo siguen siendo niños.
Cecilia: Si, “a pesar de”. En el fondo yo siento que los papás están como raros ahora, en general, yo creo que apuran mucho a los niños, los agrandan. Porque tú podí estimular a un niño como lo hicimos nosotros con nuestros niños, pero tú a un niño de tres años le das cosas para un niño de tres años, no le das cosas para un niño de ocho, porque ahora los agrandan demasiado y quieren que pololeen a los siete y que tengan guagua a los 14 ¡No sé!
Lulú: Lo otro que me preocupa un poco de los papás jóvenes es que empoderan mucho a los niños, todo se lo preguntan, encuentro que hay cosas que no deberías preguntar.
Cecilia: ¿Quieres comer arroz o quieres comer puré? (ríen).
Lulú: El niño no tiene el cerebro desarrollado para tomar tantas decisiones. Y eso (el empoderar) ocurre igual a nivel de adultos, de profesores, por eso los niños están como hiperventilados, empoderados.
Cecilia: Porque tú los vas a retar y te dicen te voy a denunciar, no sé, al Sename… Raspacho para los papás (ríe).

Finalizando… En Octubre presentan el show “Las aventuras de Froilán” en el Teatro Nescafé de las Artes. Tengo entendido que tocarán temas ineditos que son parte del disco que saldrá a la luz el 2015, cuéntenme un poco más de eso.

Victoria: El eje central, Ricardo Cubillos que es un gran cantante, él representa a Froilán. Froilán es el nombre de la canción “Froilán el basurero”, entonces él va recorriendo la ciudad, diferentes lugares de la ciudad, recogiendo basura que la gente ha dejado olvidada por ahí, entonces se llega a una plaza, luego se llega a un circo, se va recorriendo como diferentes lugares de la ciudad y van pasando diferentes situaciones, ese más o menos a grandes rasgos el concepto.
Verónica: Estamos trabajando con más músicos y estamos trabajando con gente de teatro, entonces es como un gran aporte visual, musical, estamos tratando de unir las artes. Una pequeña operita.
Cecilia: Somos como nueve personas en escena, no las cinco de nosotras no más.

¿Y el disco?
Verónica: Yo creo que está tan en pañales todavía.
Cecilia: Es que no, tiene que salir si o si ¡Tiene que salir!
Lulú: Aunque sea lo último que hagamos.
Cecilia: Cada una de nosotras va a aportar ¿tres o cuatro canciones? (mira al resto del grupo)
Lulu: ¿Cinco? (ríen)
Victoria: Tres o cuatro canciones, son diferentes, no hay una temática pre concebida.

¿Para cuando tienen presupuestado tenerlo listo?
Lulú: 2015, fines…
Cecilia: 2015, fin de año para ser bien realistas
Verónica: Si Dios quiere, como dicen las abuelitas…

Imagen: Daniela Hinojosa / Terra

CONCURSO – Para la previa a este gran concierto de Mazapán

Atención: Regalamos un pack que consiste en un CD y un DVD con lo mejor de los clásicos de esta gran banda.

¿Cómo participar? Solo debes hacerte seguidor de nuestro Twitter o de nuestra página en Facebook y comentar al pie de esta publicación: ¿Qué canción no debe faltar en este show?

¡Muy fácil! Recuerden dejar algún dato fidedigno para poder luego contactarlos y hacer entrega del premio.