Reconozco que el nombre de Marcelo D2 no lo conocí hasta esta edición de Lollapalooza, pero tan solo pensar en hip hop de origen brasileño se me vienen a la mente ritmos exquisitos para escuchar, bailar y cantar. Vaya que estoy en lo correcto.

El show comenzó con unas 300 personas frente al Play Station Stage, pero en menos de 10 minutos ya se habían triplicado y hasta banderas brasileñas y sensuales garotas se asomaron por ahí.

Marcelo D2 es hip hop, es samba, es bossa nova, es el carnaval de nuestros hermanos brasileños a cargo de un gran MC y una banda cuyo guitarrista alterna entre la eléctrica y la acústica, más bajo, batería, percusiones, teclado, tornamesas.

Cantando, lo acompaña una segunda voz que apoya los coros y se luce haciendo beat box. Entrada la segunda mitad del show tuvo su momento para demostrar talento y levantar al público interpretando los ritmos de We Will Rock You, de Queen y de Seven Nation Army, de los desaparecidos White Stripes. La gente estaba enloquecida.

Tras 45 minutos de show eran casi mil quinientas personas que coreaban sus temas y bailaban al ritmo de la música de Marcelo D2 y aún quedaba para más, pues el brasileño enteró una hora de show dejando la mejor de las impresiones entre los presentes.