El término “one hit wonder” se refiere a los músicos que han logrado tener un solo triunfo en su carrera para luego desaparecer del mapa artístico.

Como en Chile no nos quedamos atrás, acá te presentamos tres bandas que luego de hacer sonar un pegajoso tema en las radios, se esfumaron de los escenarios.

Los Cristianes – Mírame solo una vez

En el año 1995 esta banda santiaguina liderada por una chica de voz delicada y suave lanzó su primer single “Mírame solo una vez”. Su video, de cargada inspiración oriental -kimonos y dragones incluídos- se escuchó en los canales hasta que la popularidad de la canción decayó. Los Cristianes se disolvieron luego de su único disco y su bajista Cristian Heyne ahora es un destacado productor musical.

La Rue Morgue – Blues a dos mujeres

Veamos, aunque esta vez se trataría de un two hit wonder, decidimos incluír a esta banda porque a pesar del doble hit, después de eso no hubo más. La Rue Morgue sacó tres discos, pero fueron dos temas los que realmente pegaron: Sigues dando vueltas en mi cabeza y éste, Blues a dos mujeres. Ambos llegaron directamente al público femenino, con sus dulces baladas.

Aleste – Hay un límite

Este artículo no podría declararse como tal sin este hit. Con cabellos largos y unas ansias evidentes de ser Bon Jovi, los chicos de Aleste rompieron varios corazones y quedaron en la idiosincrasia nacional con “Hay un límite”. Su fama los llevó incluso al Festival de Viña del Mar el año ’95, pero después de un par de singles, se desinflaron como un globo. Aún así, este tema es recordado hasta el día de hoy.

*Bonus Track:

Grupo Nadie – Creo que te quiero

Con este tema retrocedemos unos años hasta la década anterior, pero es destacable por la increíble calidad de single pegajoso. “Creo que te quiero” tiene una base repetitiva y bailable, además de repetir la misma frase infinitamente, el perfecto one hit wonder.