A casi dos años del lanzamiento de “Mena”, su segundo disco, Javiera Mena estrena “Luz de Piedra de Luna”, último single y video promocional.

Con esta excusa y muchas otras fue que nos sentamos a conversar con la compositora y charlamos de sus giras, sus influencias, sus planes futuros y hasta de los conflictos sociales actuales.

Has estado girando por México, España y Latinoamérica.  ¿Te has empapado de experiencias que sirvan como influencia para tu música?

Sí, es heavy porque cuando viajas conoces a gente que te muestra música de ahí. Por ejemplo, en España a Los Chunguitos y Los Chichos que son grupos que influenciaron mucho a Camela, una banda de tecno gitano que me encantó.

Cuando fui a Nueva York conocí a Liliana Saumet de Bomba Estereo y me mostró muchísima cumbia y música de Colombia. En México, toda la música norteña, Rigo Tobar, que no lo conocía. Viajar es la mejor instancia para enriquecerte de nueva música y obviamente que después te puede influenciar.

Muchos chilenos se radican en México ¿Has pensado en irte y hacer una carrera por allá?

Cuando decides radicarte en un lugar hay varias decisiones que hay que tomar y ver las consecuencias. Si vas a estar en México, vas a tener que pensar que tu carrera va a estar centrada ahí, así como la gente con que trabajarás. Y México es tan grande, tan lleno de gente que perfectamente puedes tener una carrera solo dentro del país.

A mi me gusta picotear muchísimo de todos lados, no sé si me quedaría solamente en un territorio. Me acomoda mucho estar en Chile también porque está mi familia, me gusta vivir acá. México es tan diferente, grande, pierdes tanto tiempo en el tráfico que me da un poco de miedo vivir ahí. Estados Unidos es increíble y todo, pero está el tema del idioma. A mi, hasta el momento, esto de viajar y volver a Santiago me encanta, no irme sino que siempre tener que regresar a Chile. Me gusta acá, pero sé que en algún momento debo abandonarlo.

¿Por mayor proyección de tu carrera?

Sí, o sea, así como un estudiante de lo que sea quiere ir a estudiar afuera, pasar un tiempo en el extranjero, yo también tengo esa inquietud. Permanecer uno o dos años fuera, solamente por vivir en otro país un tiempo. Me gustaría vivir esa experiencia. Separarme de Chile, pero por un tiempo más prolongado.

El hecho que hayas lanzado “Luz de piedra de Luna” casi dos años después de “Mena” ¿Es por algo en particular o simplemente por no poder sentarse a componer en un estudio?

Cuando ves Britney Spears o Kylie Minogue, sacan un disco cada dos años, pero ellas trabajan con unas estructuras gigantes. Todo esto ha sido de una manera mucho más independiente, el sello que armamos con Cristián Heyne –Unión del Sur- recién está prendiendo y ha sido todo más de a poco, con paciencia.

Por eso mismo la gente ha conocido el disco más gradualmente. Siento que hay muchos a los que les falta conocerlo, sobre todo en Chile. Así que decidimos sacar como single ‘Luz de piedra de Luna’, que es la canción que la gente pedía, antes de cerrarse el nuevo disco.

Hacia adelante, ¿Tienes pensado seguir girando o comenzar a trabajar en un nuevo disco?

Voy a hacer un nuevo disco, por eso me quiero quedar en Santiago para estar tranquila, leer, inspirarme y sacar todas las ideas que tengo recolectadas. Quiero empezar a grabar pronto y no sé cuándo estará listo, 2013 ojalá. Producir y hacer los temas es complicado cuando andas de un lado a otro, eso sumado al hecho que tengo una banda en México y España.

Al viajar varias veces a España durante el año pasado pudiste ver todo el tema de los indignados, ¿cómo puedes relacionarlo al actual movimiento estudiantil? 

Me han tocado muchos estallidos sociales en todos lados, tuve a los indignados y en México al pre-Peña Nieto –la gente no quería que saliera el PRI (Partido Revolucionario Institucional) de nuevo- entonces ahí también había una revuelta, un cuestionamiento a los políticos que está pasando en todos lados.

Siempre han estado las injusticias, la división en clases sociales –en unos lugares más que en otros- lo que pasa ahora es que la gente está muy informada a través de internet y se está dando cuenta y se organiza. He vivido ese cambio de era en diferentes lugares del planeta y ha sido muy enriquecedor con un punto en común, que es lo informada que está la gente y sabe que se los están chingando, como dicen los mexicanos. Eso está haciendo que la gente se organice y se pregunte las cosas y que diga “¿qué está pasando?”.