El Espíritu de Jean Pierre Duhart

Hace unos días, el actual vocalista y guitarrista de De Saloon, Jean Pierre Duhart – más conocido como Piero –, remeció a sus fans con una inesperada sorpresa: durante la primavera de este 2012 pretende lanzar Espíritu, su primer disco como solista. Sí, como lo leen; su primer álbum en solitario, en el cual se encuentra trabajando hace ya un tiempo en paralelo a la banda y que mantenía en secreto de forma hermética.

Conversamos con el músico acerca de este nuevo proyecto, quien nos adelantó de forma exclusiva algunos detalles de lo que será su disco debut como solista.

Nos sorprendiste a todos con la noticia de este próximo disco solista ¿hace cuánto tiempo que te encuentras trabajando en él?
Este disco tiene un tiempo de trabajo de un año y un poco más, hay canciones que tenía de hace un tiempo y otras que hice hace poco, especialmente para este proyecto.

Llevas mas de 10 años junto a De Saloon ¿en qué momento decidiste emprender este rumbo paralelo como solista?
No recuerdo el momento exacto que decidí hacer un disco solista, sino que se dio naturalmente. Desde hace tiempo que voy haciendo canciones, grabándolas en mi estudio con la idea de editarlas en algún momento. Sin embargo, desde la salida de nuestro último disco “Fortaleza”, en el cual trabajé muchísimo la producción, ya me sentía totalmente capaz y con ganas de hacer un disco propio, que abarcara otros estilos y gustos musicales mas personales.

Conocemos tu trabajo junto a la banda, sus temáticas y melodías ¿qué hay en las canciones de este futuro disco que lo hace algo mucho más personal?
La diferencia más clara es el hecho de que es un disco de base electrónica con clara vocación pop. No hay baladas como en De Saloon, pero si algunos cortes de tono más sensual. Sin duda pude hacer y acercarme a gustos e influencias musicales que no había podido con la banda, como la electrónica y el new wave. En cuanto a las temáticas, estas siguen siendo autobiográficas, pero con la diferencia de que en este disco naturalmente tomo como eje central la sensualidad y seducción, sin dejar de lado el tema del amor y desamor, que ya es algo propio de mis letras y mi forma de escribir.

¿Te encuentras trabajando con otros músicos en el proceso de producción del disco, o lo has hecho en solitario?
Sí, claro. Este disco cuento con la producción de Arturo Zegers, que es un tremendo productor e ingeniero, y participan como músicos amigos invitados como Cristian Espiñeira en bajo, Paz Court en coros y Richard Coleman en guitarra.

Siempre resulta algo complejo titular un nuevo trabajo musical ¿por qué has escogido “Espíritu” como el concepto fundamental del tuyo?
Era un nombre que tenía en mente hace un tiempo y creo que refleja muy bien esta nueva etapa. El Espíritu es la fuerza vital que nos impulsa a hacer las cosas desde el corazón y sin duda así nace este disco.

En tu carrera como profesional, y en lo personal ¿qué significa para ti este gran paso?
Es un gran paso ya que da inicio a una nueva etapa de mi vida. Con De Saloon son más de 13 años juntos en un mismo proyecto musical, lo cual hace que comenzar esta carrera solista signifique para mi una gran libertad y responsabilidad, que me tiene muy contento.

¿Qué esperas de esta nueva etapa?
No lo he pensado mucho, solo espero que la gente disfrute de este disco tanto como yo. Para mí es muy liberador y emocionante el comenzar esta carrera como solista, así que solo espero disfrutarla.

Muchos se han preguntado si por el hecho de empezar como solista significa que De Saloon podría terminar ¿pueden estar tranquilos los fans de la banda en este sentido?
No tienen de qué preocuparse. Este disco solo va de la mano de mis ganas de hacer más música y enfrentarme a nuevas posibilidades de cómo hacerla. Con De Saloon sigue todo perfecto, tan amigos como siempre y con las mismas ganas de seguir haciendo música como siempre. Hay De Saloon para rato.

Finalmente ¿cuándo podríamos escuchar esta futura placa?
La idea es que este para la primavera de este año 2012, pero quizas saque un single de adelanto antes.

Fotografías: Mauricio Escalona y Frederick Cortés.