Entre frases de apoyo y aliento al movimiento estudiantil, Chancho en Piedra y Sonora de Llegar se presentaron el pasado miércoles en el ‘Concierto por la Educación’ que se realizó en la ciudad de Valparaíso. Un evento organizado por los propios universitarios, a favor de la recuperación de la educación pública, gratuita y de calidad para todos.

Una petición que en momentos ha dejado el formalismo de lado para dar paso a karaokes, guitarras, mesas y casi cualquier objeto que genere sonido para manifestarse dentro de las tomas. Así, en momentos de esparcimiento y creatividad, los estudiantes de periodismo de la Pontificie Universidad Católica de Valparaíso (PUCV) buscaron entre aquellas canciones que más de alguna vez hemos coreado para crear un pegajoso jingle sobre la educación a través de la canción Mi Destino de Glup, la banda liderada por Koko Stambuk.

Felipe Vargas, una de las mentes creativas de esta propuesta, nos cuenta cómo surgió la idea: “Vimos que unos estudiantes hicieron algo con la canción Un Beso y Una Flor de Nino Bravo. Los de periodismo habíamos estado cantando unos temas de Glup y empezamos a cambiarle la letra a la canción Mi destino. Entonces nos organizamos con la gente de la toma, la idea era subir el ánimo, pero fue increíble la difusión que ha tenido el video”.

La masificación alcanzada, con más de 50 mil visitas en Youtube en poco más de una semana, confirma que “esta forma de manifestación es genial porque nos acerca más a la comunidad que quizás no está tan interesada en leer un texto sobre los petitorios de la universidad. Con una canción lo va digiriendo más fácil y esa forma es más cautivadora para todas las personas que quizás no están tan cercanas a la toma”, explica Juan Pablo Paonesa, presidente del Centro de Estudiantes de periodismo de la misma universidad.

Siguiendo la iniciativa, un grupo de estudiantes de derecho de la Universidad de Valparaíso (UV), no se quisieron quedar atrás y tomaron la canción Los Salieris de Charly de León Gieco para crear un video similar, modificando la letra en función de sus propios intereses como universitarios.

Danisa Urrutia, que cursa cuarto año de derecho, dice que “la música en la toma nos ha servido también para crear lazos entre nosotros mismos. Nuestra carrera es muy absorbente y por eso vivimos todos como súper encasillados en la realidad de cada uno. Gracias a la toma hemos descubierto que algunos tocan guitarra, otros cantan… Se ha generado una situación muy enriquecedora, ya que a través de la música hemos podido acercarnos mucho más en cuanto a nosotros como compañeros”.

No obstante, en Santiago también han sacado la voz -y las guitarras- para crear entretenidas versiones de conocidos temas, como el de la Universidad de Chile, basado en la canción Provócame de Chayanne, coreando a viva voz “Edúcame”.

Al parecer, el boom de estos videos está tomando vuelo, ya sea para divertirse, difundir ideas o para lograr masividad frente a las exigencias que se plantean en las manifestaciones. Un excelente motivo para analizar qué otras alternativas existen para apoyar este intenso movimiento estudiantil que tiene a las autoridades más que desesperadas. Los invitamos a ver los videos y a comentar sus opiniones al respecto.