En la búsqueda de poder acercarte a tus artistas, hemos instaurado una nueva modalidad de entrevistas. La idea es que tú participes planteando, mediante Facebook o Twitter, las preguntas que te gustaría hacerles a los músicos que se presentan cada domingo en nuestras sesiones. Las más interesantes, entretenidas u originales serán incluidas con la respectiva referencia a su autor.

El domingo pasado inauguramos el formato con Cómo Asesinar a Felipes, una banda que destaca por su estilo musical logrando una particular fusión entre le jazz y el hip hop. Ellos fueron los primeros en someterse a las dudas de los cibernautas y en profundizar acerca de diversos temas acerca su producción musical.

Odysey Mx: ¿Han pensado en agregar a un guitarrista a la banda?
Felipe: No, porque esa función la cumple el teclado, con uno basta y sobra. Igual Koala ha tenido algunas ideas y yo también pero no hemos hecho nada en concreto. Pienso que tal vez podríamos agregar algún otro instrumento antes que la guitarra, si es que agregáramos algo.

Público Infiel: ¿Cuándo van a  lanzar Colores y Cadáveres?
Felipe: No sabemos. Estamos coordinándolo pero en teoría es antes de que termine el primer semestre o algo así, estamos viendo lugares todavía, pero el ideal es durante este semestre.

Ignacio Silva: ¿Piensan volver a grabar con orquesta, como en “Un Disparo al Centro”?
Sebastian: Personalmente yo no me cierro a otras bandas, pero no lo tenemos pensado, porque ya lo hicimos, no obstante, tenemos tanto por recorrer que quizás lo hagamos de nuevo.
Felipe: Pero por ahora no, porque te desgasta al máximo el trabajo, es súper cansador, reconfortante sí, pero escribir las partituras para los músicos, ensayar con ellos y todo es harta pega.

Un nuevo estilo: entre el hip hop y el jazz

¿Cómo surge la idea de experimentar y fusionar el jazz con líricas de hip hop?
Sebastian: La idea surge de forma súper natural, por la conjunción de los integrantes. Las primeras dos semanas estábamos haciendo algo similar a lo que hacemos ahora. Era súper natural por las cargas musicales con las que venía cada uno. Hay cosas que se piensan pero en términos generales yo creo que no.

¿Cómo sienten ustedes que se manifiesta la lírica del hip hop, sus temáticas, con una música como el jazz que es algo completamente diferente?
Felipe: Es que no es tan diferente. Nosotros lo que tratamos es musicalizar la letra o de repente tenemos una música y el Koala dice que hay cierta letra que encuentra que le pegaría a eso, si tratamos de que sigan una línea.

El concepto, la imagen

Ustedes tienen un concepto definido como banda y en sus discos ¿Cómo, de dónde o de quién surge estas ideas?
Sebastian: Todo surgió gracias a nuestro amigo Aníbal Altamirano quien en el primer afiche de nosotros inventó unas cabezas y así partimos.
Felipe: Además nos gusta harto la estética más antigua y ahí él fue desarrollando toda la gráfica, es el gran culpable de esto.
Sebastian: Hay un pensamiento teórico que es de todos creo yo, pero es distinto tener la mano que represente lo que uno quiere tener, entonces todo recae en Aníbal. Hemos trabajado con un par de diseñadores más, pero en el fondo la estética la dejamos en manos de él.

¿Qué es lo que buscan representar con esta estética?
Felipe: De partida, buscamos algo súper simple, algo que fuera fácil de hacer porque normalmente cuando trabajas en imprenta para tener una foto a full resolución es mucho más caro que si tienes algo a un color. Entonces queríamos algo simple y más directo. También va harto en el diseñador, él raya harto con el constructivismo.
Sebastian: El que utilizamos es siempre como de películas antiguas, a partir de ahí nació el asesinato, el mismo Koala se agarró de ese concepto y también ayudó a desarrollar esa idea.

Los asesinatos encubiertos

Ustedes grabaron con un guitarrista “Colores y Cadáveres”, llamado Raimundo Santander que es una joyita del jazz chileno, un gran guitarrista ¿Con qué opinión se fue él después de haber trabajado con ustedes? ¿Qué significó para ustedes la experiencia de haber tenido a un guitarrista tan destacado como él en su disco?
Felipe: Nosotros lo conocimos en la sala de ensayo, era nuestro vecino. Pasaba que estábamos ensayando, nos quedábamos callados y él estaba tocando al lado y nos sorprendíamos con lo que él hacía. Después, él nos contó que le pasaba lo mismo con nosotros, paraba de tocar y nos escuchaba a nosotros. Ahí nos fuimos haciendo amigos.
Sebastian: Yo no me atrevo a contestar de lo que opina él de nosotros, pero la idea de meterlo en el disco fue por un concepto de admiración musical y también la buena onda que existió, porque nació todo natural y eso lo valoramos harto.
Felipe: Quisimos meter a alguien que fuera más o menos de los estilos que nosotros manejamos entonces del punk metimos a Álvaro España, de rap a Epicentro y de jazz a Santander.

¿Con qué otros músicos les gustaría trabajar?
Felipe: Eso va saliendo dependiendo de la música que vayamos haciendo, recién estamos empezando a hacer nueva música.
Sebastian: No sabemos lo que queremos hacer en dos años más cachay, entonces si esa idea que tendremos requiere buscar a alguien más lo vamos a hacer.

En sus letras se da mucho lo de la lírica reiterativa, donde hay frases que se repiten en varias partes ¿A qué quieren apuntar con ellas? ¿Hay alguna anécdota detrás o hay algún mensaje o algo en específico que quieran decir con eso?
Koala: Tiene que ver con ambas cosas, repetir frases también obedece a citarte a ti mismo. Tal vez surgen por la idea de remarcar algo que pueda aparecer en otro contexto o en otra canción, entonces se forma ese juego con ideas que quedan dando vueltas y terminan significando lo que el oyente quiere.

¿Cómo cuál?
Koala: Como “Si te pillo te mato” y en canciones de ahora también hay citas de letras, de otras antiguas, obedece a reiterar el mensaje para otro contexto en otra historia. Además, es un ejercicio clásico del mundo del rap donde destacas lo que tú quieres destacar, algo que también se hace con los scratches

Registro fotográfico por Ricardo Toledo