Oddo es uno de los jóvenes más prometedores de la música nacional actual. Tocó con a la banda Alamedas y es bajista de Francisca Valenzuela. El 2010 se aventuró en una carrera solista con su disco “Déjame Dormir”, una mezcla de sonidos rock pop que, inesperadamente para él, ha provocado buenas críticas y excelente acogida por parte del público.

Aprovechamos su paso en Twitsessions para que nos contara cómo fue realizar la producción de su disco y el trabajar en solitario, pasando de ser bajista a frontman. Un joven tímido que alzó la voz con sonidos frescos, que vienen a renovar la escena musical chilena.

Parte de esta entrevista la hicieron ustedes, nuestro querido público. Los dejamos con una selección de las preguntas más interesantes que los seguidores de Twitsessions quisieron hacerle a Oddo.

Preguntas de Facebook

Tomas Ebensperger: ¿Cómo fue trabajar en la realización del video Déjame Dormir? porque tiene una técnica de seguimiento con la cámara que está comenzando a usarse mucho.
Estuve todo el día grabando. La primera toma partió a las 6:30 de la mañana y terminamos a las 11 de la noche. Tuvimos que ver qué situaciones filmaríamos en las que se viera mi cara todo el rato, jugando un poco con lo que no ve la gente, lo que yo veo y lo que pasa detrás. Ahí empezamos armar una especie de plano secuencia.
Queríamos reflejar un poco la situación de Oddo paseándose por distintos lugares. Yo comenté la idea de seguimiento con una cámara y dijimos “ya, este es nuestro punto de base”. Entonces tuve que ponerme una cámara amarrada al cuerpo y quedé con algunos moretones por eso (ríe). Estoy muy conforme con el trabajo.

Eduardo Maturana Vielma:¿Te consideras muy exigente contigo mismo?
Creo que sí, pero es porque me gusta lo que hago y quiero que salga de la mejor forma posible. Aunque aquí en Chile la competencia no es tan grande como afuera, aun así hay que intentar hacerlo lo mejor que uno pueda. En realidad soy bueno para darme vueltas, no me gusta nada (ríe).

Eres entonces muy perfeccionista…
No sé si lo logro siempre pero lo intento. Aunque uno de repente se exige mucho, también es cierto que hay que desarrollarse y tener un tiempo para aprender cosas y ver qué es lo que necesitas para lograr lo que estás buscando.

Andrea Berrios Valenzuela: ¿De que se trata Déjame Dormir?
El disco Déjame Dormir es como mi diario de vida del 2009, refleja directamente lo que estaba pasando. Como por ejemplo, eran las cuatro de la mañana, estaba muerto de sueño, tenía que presentar un trabajo a las nueve… entonces ¡sólo quería dormir! Las letras nacen de eso y de este drama de necesitar tiempo y no tenerlo.
Aparte de todo eso, por no tener ese tiempo mi relación amorosa se fue al carajo y me quedé solo, lo cual también se ve reflejado en el disco. Esos son los dos tópicos más importantes. No es muy optimista el disco, para nada (ríe).

Entonces no era que tuvieses guardadas las canciones sino que fueron creadas a partir de que tomaste la decesión de publicar un disco.
Claro, no tenía nada guardado. Por un lado eso es genial y por otro no tanto, porque en siete meses hice todo, entonces quizás en ese tiempo no pasaron tantas cosas como las que pueden pasar ahora que estoy trabajando en otro disco, no sé. Yo creo que voy a tener que inventar cosas nuevas, porque todavía tengo sueño (risas).

De mover los dedos a sacar la voz

¿Y qué te parece que te hayan considerado como una de las grandes sorpresas del 2010, con bastante buenas críticas por tu disco?
Fue una sorpresa para mí también. Yo un día me dije “tengo 23 años, estoy tocando con Alamedas pero no tengo nada solo”, entonces me propuse producir algo, hacer unas canciones para ver lo que pasa con ellas y empezar mi carrera solista, pero sin mucha fe ni pretensión. Por eso me sorprendió mucho. Creo que la honestidad de este periodo que refleja lo que estaba pasando en ese momento es la gracia que tiene el disco.

Y de todas las canciones ¿cuál es la que más te gusta?
Creo que antes no te hubiera dicho, pero ahora Huellas Saturadas es mi favorita. No tanto por lo que dice si no por cómo suena en vivo, es muy entretenida. La otra es Despiértame, esas dos son mis preferidas.

En el disco existe una especie de división, como si fuera “lado a” (más energético) desde Déjame Dormir hasta Desastre y “lado b” (más calmado) desde No es Igual hasta Recuerdos ¿Esto fue intencional o simplemente fue algo que quedó así?
Quedó así. El orden en que se compuso el disco fue casi ese, porque sólo se movieron un par de canciones, pero así quedó. Al principio es animadísimo y en la mitad me quedo más calmado. El orden de las canciones pasa por la situación que yo estaba viviendo también en el proceso de creación del disco.

Y ¿Cómo te despegas de la influencia musical de Alamedas para centrarte en tu propio estilo o, de todos modos, hay una influencia?
Yo crecí con Alamedas y me movía dentro de un mundo instaurado por ellos. Mi carrera de solista parte un poco por eso, en la época en que me fui me empezaron a gustar otras cosas. Pero la influencia de ese proceso junto a ellos se nota en el disco, en la energía, en el rol más noventero que hizo Alamedas y que hizo Solar más que todo.

En este mismo sentido, ¿Cómo fue para ti debutar en solitario, pararte en el escenario y mostrar tu propio trabajo?
Fue terrible pararme en el escenario y debutar como solista. Todavía estoy aprendiendo mucho de eso, no es nada fácil. Además mi personalidad tampoco está tan preparada para esto, porque soy más bien tímido. En mi primer concierto estuve muy asustado, pero desde allí hasta el show hace unos días acá en Valparaíso, el cambio es bastante, sobre todo en la puesta en escena en general porque he ido adquiriendo una experiencia que antes no tenía en Alamedas porque ahí era sólo bajista.

¿Has pensado en llevar tu música hacia el extranjero?
Me gustaría llegar a México y Argentina, que son como las primeras paradas y España. Ahora, con Internet sobre todo, la música chilena se ha abierto más hacia el mundo, pero es difícil de todos modos. Aunque por mí iría a cualquier lugar.

Desde el 2009 que comenzaste con tu propio trabajo musical, realizando cosas que antes no habías vivido ¿Cómo defines esta primera etapa como solista?
La encuentro bien producida pero un poco tímida. Creo que el encuentro más personal con el cantar fue algo terrible por el hecho de pasar de hacer coros a cantar y escucharme grabado y decir “no, no me gusta como sueno”, pero con preparación, con clases fui desarrollándome mejor en eso. Fue algo súper honesto y tímido. Creo que ahora lo que se viene seguirá siendo igual de honesto, pero mucho más potente.

Para finalizar ¿Qué le dirías a la gente para invitarlos a escuchar tu disco? ¿Qué es lo que tu música les ofrece como auditores?
Creo que podrían sentirse acompañados por las situaciones específicas y amorosas que se ven reflejadas en las canciones, podrían sentirse representados por eso. Además, el disco suena bien, está hecho con mucho cariño, así que denle la oportunidad, yo creo que es una buena opción para escuchar.

Registro fotográfico por Ricardo Toledo